OPCIONES

Imprimir  Enviar a un amigo  Comentar en los foros

  Fecha: 13-10-2021   Accesos: 176  Palabras: 496

Piden cuatro años y medio de cárcel por dejar inconsciente a un joven y robarle el móvil
La brutal agresión tuvo lugar en las inmediaciones de una conocida discoteca situada en Magaluf.
Una paliza por un Samsung S7. La Fiscalía pide una condena de cuatro años y medio de cárcel para un joven que dejó inconsciente a otro en las inmediaciones de una discoteca de Magaluf y después le robó el móvil.

La víctima sufrió policontusiones en la cabeza, en la oreja y en la espalda, así como una fractura de mandíbula y tuvo que ser operada.

El Ministerio Público reclama una indemnización de 9.460 euros para el perjudicado por las lesiones y secuelas. El agresor, de 21 años y nacionalidad española, será juzgado en los próximos meses en Vía Alemania (Palma).

Los hechos tuvieron lugar entre las 4.00 y las 4.30 horas del 24 de marzo de 2019. El acusado, en compañía de otras personas que no han sido identificadas, se encontraba en las inmediaciones de la discoteca Panama Jack cuando se dirigieron a la víctima, que momentos antes les había pedido un cigarrillo.

Paliza
El agresor y sus acompañantes lo tiraron al suelo y empezaron a propinarle patadas en distintas partes del cuerpo hasta que el joven perdió la consciencia. El acusado y sus amigos abandonaron el lugar, según recoge la Fiscalía en su escrito, y el herido recuperó la consciencia y se refugió con la ayuda de un amigo en el interior de un coche que se encontraba aparcado cerca del lugar.

Una hora más tarde, el acusado y sus amigos se dirigieron al vehículo en el que todavía se encontraba malherido el perjudicado. Los jóvenes se aprovecharon del estado en el que estaba la víctima para registrarle y apoderarse de un móvil Samsung S7 valorado en 776 euros.

Ni el chico ni su amigo pudieron hacer nada para evitar que le arrebataran el teléfono, que pertenecía a la novia del herido. La víctima tuvo que ser intervenida quirúrgicamente por las graves lesiones que sufrió y como secuelas tiene material de osteosíntesis y la limitación de la apertura total de una articulación de la parte superior de la mandíbula.

Agentes de la Guardia Civil de Calvià se hicieron cargo de la investigación de la brutal paliza y enseguida identificaron al principal agresor.

La Fiscalía acusa al joven por presuntos delitos de lesiones y robo con intimidación y pide que se le imponga la pena de tres años de cárcel por el primero y un año y medio por el segundo. Ademá

EL APUNTE
La Fiscalía acusa a otros dos jóvenes por quedarse el teléfono robado
El Ministerio Público acusa a otros dos jóvenes por quedarse el teléfono robado y pide una condena de un año de cárcel para cada uno por un delito de receptación. Uno de los procesados recibió el móvil sustraído el 25 de marzo y lo usó hasta febrero de 2020. El otro investigado también lo utilizó durante esas fechas.

FUENTE ULTIMA HORA