OPCIONES

Imprimir  Enviar a un amigo  Comentar en los foros

  Fecha: 21-11-2020   Accesos: 114  Palabras: 383

Absuelta la mujer acusada de pagar a un menor a cambio de sexo en Palma

Segundo match ball salvado. La mujer transexual acusada de pagar a un menor a cambio de sexo en un bar de Palma ha vuelto a ser absuelta. La jueza de lo Penal 1 considera que no ha quedado acreditado que la entrega del dinero fuera el motivo de las relaciones sexuales que mantuvo con el adolescente.

La acusada ya fue exculpada en un juicio anterior, a finales del año 2019, por unos hechos idénticos. El abogado Julio Romero la defendió en ambos casos. La sentencia recoge que la mujer, conocida como Linda, regentaba un bar situado en la plaza de las Columnas de Palma en septiembre de 2017.

El menor, que tenía 16 años y una discapacidad del 38 por ciento, era cliente habitual del establecimiento. Acudía casi a diario con su padre. La propietaria del local «propuso y consiguió que el adolescente aceptase mantener relaciones completas por vía oral y anal», según apunta el fallo. El chico, sostiene la jueza, creía que la acusada era una mujer. Se hacía llamar Linda. Una vez finalizado el contacto sexual, que se llevó a cabo en un almacén oscuro, la encausada entregó al menor tabaco y cinco euros. «No ha quedado acreditado que la entrega de dicha cantidad fuera el motivo de la relación sexual», indica la magistrada.

La Fiscalía reclamaba una condena de dos años y medio de cárcel para la mujer por un delito de corrupción de menores. El joven, que declaró por videoconferencia en el juicio desde la prisión de Palma, no manifestó en ningún momento que la dueña del bar le ofreciera dinero a cambio de mantener relaciones. El chico aseguró que le dio el tabaco y los cinco euros después del acto sexual. «No hay prueba de que hubiera ofrecimiento previo».

Un amigo del adolescente fue contundente al afirmar en la vista oral que acudió al bar con él y que le preguntó si quería tener sexo gratis. El amigo accedió porque pensaba que la acusada era mujer y después del acto recibió 20 euros.

El perjudicado comentó en el juicio que se sintió obligado a mantener las relaciones y que salió asustado cuando se dio cuenta de que, en realidad, era un hombre. Aún así, repitió.

FUENTE ULTIMA HORA