OPCIONES

Imprimir  Enviar a un amigo  Comentar en los foros

  Fecha: 12-01-2019   Accesos: 13  Palabras: 532

El acusado de violar y dejar embarazada a una niña de 13 años dice que eran "novios"
La Fiscalía, por su parte, pide 17 de años de cárcel para el acusado, un hombre que tenía 36 años en el momento de los hechos, por una agresión sexual continuada a la menor, que era la hija del hermano del marido de su hermana. El acusado, además, ha negado la primera presunta violación, que habría tenido lugar en verano de 2013. Sostiene que la primera relación sexual consentida tuvo lugar entre abril y mayo de 2014 y que la relación de noviazgo terminó en abril de 2015. En todo momento, ha asegurado que no le pegó y que ella no se resistió. Asimismo, ha dicho que en una ocasión ella tenía la regla y que le dolía por lo que él se detuvo. En la actualidad, la joven, que tiene 18 años, presenta sintomatología compatible con el trastorno de estrés postraumático, vergüenza, rabia, tristeza, culpa y terror, hasta el punto de querer suicidarse. Además, tal como ha relatado ante la Sala, muchas veces no puede dormir al pensar en los hechos y tiene pesadillas. Durante su declaración, que ha sido por vídeoconferencia, la víctima ha explicado que la primera vez, ella estaba en el baño, lavándose el pelo. Él la abordó, le bajó los pantalones y la penetró vaginalmente a pesar de su negativa. "Me violó con fuerza", ha aseverado la víctima. Así, ha dicho que el acusado le dijo que no podía contar nada a nadie, ni a sus padres, porque sino le mataría a ella y a su familia. Estas amenazas fueron reiteradas a lo largo del tiempo, según ha explicado. En este sentido, ha dicho que le tenía miedo y que en la actualidad también le tiene. "Tengo pánico" ha llegado a decir. Momentos después ha dicho que en una ocasión ella le dijo que no podían "seguir así" y él la llegó a amenazar con un cuchillo. Según ha explicado la agredió "nueve o diez veces". La joven, que en la actualidad tiene 18 años, ha explicado que el procesado sabía "muy bien" que en cuando la agredió por primera vez ella tenía 13 años porque cuando era su aniversario celebraban el cumpleaños en la casa familiar y él, que vivía en ella, estaba presente. Tal como ha explicado, después de que sus padres echaran al procesado de casa, su madre se percató de que tenía la barriga hinchada y ahí descubrieron que estaba embarazada. Fue cuando les contó los hechos. El padre de la víctima ha explicado que echó al hombre del domicilio después de verle en la habitación de su hija de madrugada, tocando la manta bajo la que dormía. Iba en calzoncillos. Por otra parte, también ha dicho que no le ha pedido dinero a modo de compensación y que no consintió ninguna relación. La madre de la menor se ha expresado en un sentido similar. Sobre una denuncia por unas lesiones leves a la hermana del procesado, la madre ha dicho que esta iba hablando del tema "con todo el mundo" y que le daba "rabia". El juicio continuará el próximo viernes, 18 de enero, a partir de las 9.45 horas con el testimonio de distintos peritos y forenses.

FUENTE MALLORCA DIARIO