OPCIONES

Imprimir  Enviar a un amigo  Comentar en los foros

  Fecha: 15-11-2004   Accesos: 348  Palabras: 967

Juan Pablo derrota al viento 1-0 en el Sporting - Montuiri
Un gol del delantero andaluz en el último minuto del primer tiempo da el triunfo al Sporting frente al Montuïri en un partido imposible debido a la fuerza de Eolo que deslució el debut de Nieto y Peñaranda

Miguel Juan Urbano.Maó

Juan Pablo Ruiz, el delantero andaluz del Sporting Mahonés, hubiera podido salir a hombros ayer noche del Municipal Mahonés. Una acción suya, tan precisa como aislada, decidió un partido canalla, terrible de soportar tanto para los 28 jugadores que lo disputaron como para las dos centenas de aficionados que desafiaron a los elementos y acudieron a sufrirlo. No hubo fútbol como tal, sinó más bien una batalla física en la que el esfuezo consistió en mantener el equilibrio más que en practicar el fútbol con sentido. Culpables fueron las rachas de más de 120 kilómetros con que obsequió la tramontana al fin de semana insular ante las que muy poco o nada podía oponerse.

Imposible practicar fútbol en un escenario mediatizado por los elementos como fue ayer el campo Municipal. Sólo con el viento como aliado ambos equipos pudieron hilvanar un toque, quizá dos pero no más, con un mínimo sentido fruto de un rebote o un balón largo aparentemente inofensivo. Ni unos ni otros supieron adaptarse aunque hacerlo era un ejercicio de supervivencia.

No es de extrañar, por tanto, que este reestructurado Sporting Mahonés, con el esperado debut de Peñaranda en punta y Nieto, como central, no ofreciese nada destacable ni en la primera ni en la segunda parte. En la primera con el incómodo eolo como enemigo, los mahoneses dejaron transcurrir los minutos a base de un derroche físico sin más, mientras el Montuïri consumía sus energías y generaba las dos únicas acciones mínimamente rescatables, a pies de Nebot, bien resueltas ambas por Felix.

El primer tiempo había resultado infame para el espectador, no ya por el juego inexistente sinó por el frío que hacía más inhóspito aún el partido. Sin embargo, cuando se cumplía el minuto 45 el Sporting rentabilizó su única oportunidad que a la postre le valió el triunfo. Fue un rechace desde cerca tras un centro por la banda derecha, que capturó Juan Pablo para convertirlo en el primer gol y único gol del Œdesencuentro´ con la ayuda de Calderón, el meta local en quien golpeó el balón después de dar en el larguero. Era hasta entonces, un trofeo excesivo para el Sporting, ya que apenas había podido superar la línea del medio campo debido a la oposición del viento.

Aún daría para más el primer tiempo, en este caso, en el plano negativo del cuadro mahonés que veía la lesión de Arturo en un encontronazo con un jugador del Montuïri ya en tiempo de descuento.

Su lugar en la reanudación lo ocupó Sampo en el eje defensivo. Vidal optó por no tocar los laterales ­Torres Mestre y Andrés Torres­ y situó al alaiorense como central.

Ahora con el viento a favor todos aguardaban alguna acción meritoria del Sporting a cargo de su fichaje estelar, Peñaranda, situado en punta. Pero no hubo juego ni ritmo, aunque el ex jugador del Milán dejó al menos una oportunidad con un tremendo disparo desde fuera del área que se perdio alto por poco.

Los cambios de unos y de otro no alteraron la monotonía de un juego inexistente. Si acaso Mario Mora, sustituto del propio Peñaranda ya en el tramo final, tuvo la ocasión más clara del encuentrro en el minuto 40 cuando se quedó solo en perpendicular ante Calderón tras sortear a su defensor, pero erró en el disparo y el meta del Montuïri impidió el 2-0 que habría redondeado la victoria.

La expulsión de Caldentey y las posteriores del entrenador y delegado del Montuïri por protestar sirvieron sólo para incrementar las notas de un encuentro cuya única historia se redujo en la acción salvadora de Juan Pablo. Si fuera torero debería haber salido a hombros.


"Ha sido muy complicado jugar al fútbol"


Al término del encuentro el técnico del Sporting Mahonés Lluís Vidal valoró de forma positiva los tres puntos cosechados ante el Montuïri, sobre todo después de luchar contra viento y marea.

"Ha sido un partido muy complicado de dominar y quiero alabar el comportamiento de los jugadores, han luchado mucho, han estado espléndidos y se han entregado al máximo ante una meteorología adversa que ha hecho muy difícil poder jugar al fútbol. Ha sido un partido sin claridad debido al viento pero que hemos sabido jugar y además materializar ese único tanto de Juan Pablo".

El entrenador mahonés matizó que "es posible que a la gente no le haya gustado el partido pero era realmente complicado con este viento". A pesar de que el Sporting jugó mejor en el primer tiempo con el viento a favor "sí, es verdad, pero cuando juegas con este viento, sea a favor o en contra, es muy complicado y no tienes posibilidades de hacer un buen fútbol porque el balón no lo puedes controlar bien y es prácticamente imposible poseer claridad de ideas".

Lluís Vidal recalcó que "cuando es imposible jugar, el jugador tiene que estar bien colocado en el campo, esperar su oportunidad y cuando llega una ocasión poder materializarla. En definitiva, es un juego en el que te puede pasar de todo en cualquier momento".

Respecto al Montuïri admitió que "no ha llegado porque nosotros hemos estado muy bien plantados en el campo, hemos trabajado bien y quitando alguna ocasión el resto hemos estado bien". Sobre el debut de Peñaranda y Nieto reconoció que "era un mal día para debutar. Se ha notado que les faltaba ritmo pero su trabajo lo han hecho bien. Estoy contento con todos".

FUENTE DIARIO DE MENORCA