OPCIONES

Imprimir  Enviar a un amigo  Comentar en los foros

  Fecha: 17-07-2017   Accesos: 51  Palabras: 440

Un hombre armado con una escopeta hiere a tres personas y provoca el pánico en un bar de Peguera

Un hombre armado con una escopeta de cartuchos ha provocado en la tarde de este domingo el pánico en un bar de Peguera y ha causado tres heridos de carácter leve al dispararse el arma. Las víctimas recibieron asistencia médica en el lugar y no fue necesario su traslado a ningún centro sanitario. Se trata de una madre que estaba con su hija de diez años, otra turista alemana de unos 30 años y una española que está de vacaciones en Mallorca, de unos 60 años.

La Policía Local de Calvià llegó en primer lugar y se hizo cargo de la detención del sospechoso, al que intervino una navaja y la escopeta, mientras que la investigación corre a cargo de la Guardia Civil.

El detenido es un individuo español de mediana edad, con antecedentes por robos con violencia y lesiones, entre otros delitos, que no tiene ningún problema mental, según explicaron fuentes policiales. El arrestado tiene antecedentes en Jaén y en Mallorca, donde ahora vivía.

El suceso ocurrió sobre las 17.20 horas en un bar del bulevar de Peguera. El individuo estaba discutiendo con otro y le mostró una navaja. Un testigo presenció las amenazas y alertó a la policía. Mientras una patrulla se dirigía al lugar, el delincuente se marchó. Al cabo de unos instantes regresó con la escopeta de cartuchos y se dirigió hacia el hombre con el que había discutido. Los clientes que estaban en la terraza del bar, al verlo con la escopeta, se refugiaron en el interior del local. Junto a este establecimiento hay otros bares, una parada de bus y la zona es concurrida por numerosos turistas, por lo que se vivieron momentos de gran tensión.

Uno de los testigos redujo al delincuente. Este hombre prefirió mantenerse en el anonimato pero explicó: «El detenido sacó un cuchillo y se fue, luego vino con una escopeta y empezó a dar voces. La gente se ha refudiado en el bar y yo, jugándome el físico, he ido por detrás de él, lo he cogido por el cuello y lo he tirado al suelo para reducirlo». La escopeta se disparó en esos momentos y los perdigones alcanzaron a las tres mujeres que estaban en la terraza y no tenían nada que ver con el incidente.

El delincuente trató de huir y ofreció resistencia ante los agentes que procedieron a su detención, que le incautaron la navaja y la escopeta de cartuchos. Los agentes se entrevistaron con testigos para tratar de concretar la secuencia de los hechos y cómo se produjo el disparo.



FUENTE ULTIMA HORA