OPCIONES

Imprimir  Enviar a un amigo  Comentar en los foros

  Fecha: 08-01-2014   Accesos: 317  Palabras: 419

El Mallorca B rompe registros
Tony Tenerife. Palma Mientras el Real Mallorca nada en la Segunda División por el lodazal de la irregularidad, su equipo nodriza, el Mallorca B, disfruta de su placentero trayecto en el grupo balear de la Tercera División con una regularidad que para sí quisieran los futbolistas del primer equipo. Con 18 jornadas transcurridas, los rojillos han capturado 50 de los 54 puntos en juego. Solo han cedido dos empates –ante el Alcúdia en casa y en Magaluf frente al Platges de Calvià– y aún no saben perder. O mejor dicho, desconocen lo que es el regusto amargo de la derrota en lo que llevan de competición. Pero, hay más cosas.

Los números del filial rojillo rompen registros a nivel nacional. De los 489 equipos que componen el organigrama del fútbol nacional –Primera División, Segunda A, cuatro grupos de Segunda B y 18 de Tercera–, los de Pep Alomar son los que mejor coeficiente de puntos llevan en liga, con un 92´5 % de los puntos disputados en su zurrón. Además, son junto con el conjunto navarro del San Juan (líder del grupo 15 y con una jornada más disputada) los únicos equipos del fútbol nacional que no conocen lo que es la derrota.

Unos números que marean más todavía si se tiene en cuenta la capacidad goleadora del filial mallorquinista. Junto con el Zaragoza B, son los dos equipos del fútbol nacional que mayor promedio goleador tienen por partido jugado: tres. Es decir, cada jornada, ambos equipos garantizan que celebrarán un mínimo de tres tantos.

El filial aragonés, con tres jornadas más jugadas que los rojillos, lleva 63 goles a su favor. El Mallorca B, en 18 jornadas, suma 54. Tres por partido. Blanco y en botella.

Y el Santanyí no es el más maloEn una campaña para olvidar, al Santanyí de Joan Carles Vicens le está tocando esta temporada sufrir. Colista casi desde el arranque de la Liga, de momento le queda el consuelo de que hay equipos que todavía están peor. Es el caso del Ciudad de Plasencia, del grupo 14 (Extremadura), que 21 partidos tiene una victoria, un empate y 19 derrotas. Solo cuatro puntos con tres jornadas más que un Santanyí que tampoco puede sacar pecho: 5 puntos, con un triunfo y dos empates, 10 goles a favor, 44 en contra y la salvación a 13 puntos. Peor que difícil. Noticias relacionadas De "formar jugadores" a pensar en el ascenso.  RCD Mallorca

FUENTE DIARIO DE MALLORCA