OPCIONES

Imprimir  Enviar a un amigo  Comentar en los foros

  Fecha: 29-12-2007   Accesos: 29  Palabras: 485

Los quintos pintan esculturas de una rotonda, señales y paredes del polideportivo

El Consistorio lamenta las inocentadas y no descarta obligarles a limpiar.

De igual forma que en Maria de la Salut y Petra, un año más se repitieron las inocentadas que en la noche previa al día 28 de diciembre realizan los quintos de Montuïri. Si bien en algunos años se han caracterizado por la simpatía de los actos o estos han sido ´suaves´, en otros han traído a la plaza animales de fora vila, han esparcido estiércol frente a la casa consistorial, han pintado el monumento del 700 aniversario de la localidad del Pla o han tapiado la puerta del Ayuntamiento. Ayer, viernes 28 de diciembre de 2007, tocó el turno a la rotonda de la carretera desdoblada Palma-Manacor, en su kilómetro 28, ubicada frente al polideportivo es Revolt.
En esta rotonda el Consell de Mallorca colocó una apisonadora con conductor y un peón caminero que trabaja en la carretera. Estas figuran fueron elegidas porque Montuïri ha sido y es cuna de numerosos peones camineros. Ayer por la mañana aparecieron las esculturas humanas pintadas de colores.
El conductor de la máquina fue coloreado en rojo la parte anterior, y en azul, la posterior. El caminero que lleva una espuerta presentó la combinación de los dos colores, azul y rojo. En el suelo de la rotonda podía leerse la inscripción Q89, también en graffiti.

Los jóvenes dejaron pistas

Desde las ocho de la mañana, empleados de Pamasa, empresa concesionaria del mantenimiento y conservación de carreteras del Consell, procedieron a su limpieza. Usaron una máquina Karcher de agua a presión y un producto químico "eliminador de graffiti de superficies lisas pintadas Florin Grafitti Ex". Explicaron que posiblemente la labor les ocuparía todo el día, puesto que el spray había penetrado considerablemente en el interior de los poros. Declararon que en la misma rotonda encontraron la factura que especificaba el establecimiento donde se adquirieron los productos y el nombre de la persona compradora.
Asimismo, los quintos escribieron sus nombres en la calzada de la calle es Pujol -donde podían leerse los de los 17-, en las paredes oeste y de la entrada principal del polideportivo. Por otra parte, inscribieron Q89 en la calle de Palma y en un mapa de cicloturismo en la antigua caseta del tren y pintaron los troncos y postes de la vía de acceso al polideportivo, además de algún espejo de carretera y señales de tráfico.
Consultado por este periódico, el concejal Jaume Bauçà lamentó las pintadas y apuntó que la rotonda es competencia del Consell, institución que él supone "posarà fil a l´agulla". En este sentido, destacó que este año se decidió poner vigilancia policial y "en el interior del pueblo los quintos se comportaron. Años anteriores las inocentadas fueron más graves". No obstante, el Consistorio no descarta hacer limpiar a los jóvenes las pintadas de las paredes del polideportivo, por ejemplo.

FUENTE DIARIO DE MALLORCA.